Presente y futuro de las redes sociales


284 - 18 de enero de 2015

Joaquín DÍAZ
Forman parte de nuestra vida, nos conectamos cada día a ellas como una tarea más a realizar, casi como una obligación, sin ellas estamos fuera de juego, fuera del mundo, todo está conectado entre sí gracias a las redes sociales. ¿Pero en qué punto se encuentran actualmente y hacia dónde van?

Dicen que el año 2010 fue el año de la fascinación por las redes sociales, un hallazgo que llegó a nuestras vidas para cambiarlas definitivamente con nuevas formas de comunicación y relación que han supuesto un antes y un después en la era de Internet.



En el año 2015 que acabamos de comenzar todo se ha estabilizado, de la fascinación hemos pasado a la normalidad, nos hemos acostumbrado a las redes sociales, después de cinco años observamos desde lejos y vemos que las hemos introducido en nuestra rutina diaria sin darnos cuenta. Millones de nosotros hemos pasado a formar parte de una gigantesca comunidad social que no tiene límites.



A continuación enmarcamos el momento actual en el que se encuentran algunas de las más importantes redes y aplicaciones sociales.





Facebook ha alcanzado los 1.350 millones de usuarios, de ellos 864 millones usan la red social a diario. Twitter obtiene 284 millones y parece que tiene algunos problemas para seguir creciendo de forma notable. Instagram, que pertenece a Facebook, le ha cogido la delantera a la red de los 140 caracteres y suma 300 millones de usuarios y sigue progresando a un ritmo vertiginoso.



Tumblr y Pinterest también ascienden y ganan adeptos pero no llegan a tener el grado de fidelidad que tienen Facebook y Twitter en cuanto a la frecuencia diaria, algo que también les ocurre a LinkedIn (300 millones) o Google+ (343 millones), que su interacción con los usuarios es más espaciada en el tiempo.



Si hablamos de aplicaciones de mensajería instantánea, vemos que WhatsApp, también propiedad de Facebook, lidera de forma abrumadora con más de 600 millones de usuarios, dejando muy atrás a otras opciones como Line (170) o Telegram (50).



Sin embargo, la aplicación que ha revolucionado el 2014 ha sido Snapchat, una app de mensajería de fotografías que introdujo una gran novedad, el concepto de autodestrucción, que consiste en que el usuario una vez que abre la fotografía dispone de como máximo diez segundos antes de que sea borrada del dispositivo sin posibilidad de volver a recuperarla. No tenemos datos del número de personas que la utilizan, pero desde la compañía aseguran que se envían más de 700 millones de fotografías cada día.



Estamos viendo que el mundo social en Internet no para de evolucionar, se han establecido Facebook o Twitter como las dos grandes redes, que en su momento fueron pioneras, pero quizá no estén seguras de permanecer por mucho más tiempo en lo alto de la cima. Marc Zuckerberg hace tiempo que está de compras, adueñándose de todo aquello que empieza a despuntar como un éxito, Instagram y WhatsApp pueden dar fe de ello. No hay duda de que las aplicaciones móviles están en claro ascenso, el futuro es indeterminado pero parece ser que el concepto de apps sociales puede ser el próximo paso hacia el futuro.