Tregua (al fin) en Siria


316 - 28 de febrero de 2016


Después de cinco años de guerra la Comunidad Internacional ha dado su primer paso al frente y ha acordado el cese del fuego en Siria. El acuerdo permitirá que durante los próximos días los civiles reciban ayuda humanitaria y se reanude el diálogo de paz. La tregua, auspiciada por Moscú y Washington, vuelve a poner sobre la mesa un conflicto que durante el último lustro ha permanecido en el olvido.


A la guerra entre el líder sirio, Bachar el Asad y la oposición, se le sumaron el Estado Islámico, facciones de Al Qaeda u otros grupos terroristas. En la actualidad, los tres últimos no han acatado el cese provisional.


El conflicto sirio ocupó las portadas de los medios internacionales cuando se produjo la crisis de refugiados sirios que buscaban asilo en Europa. El problema puso de manifiesto la falta de una política exterior común entre los veintisiete países integrantes de la Unión Europea, además, de la incapacidad para dar respuesta a los millones de ciudadanos que huían de un conflicto que destruyó su país.


En los próximos días, el desarrollo de la tregua permitirá buscar una solución para el país. El principal punto de conflicto es si el líder sirio, El Asad, tendrá que permanecer (como quiere Rusia) o dar paso a otro líder (como quiere Estados Unidos). Lograr ese primer paso será determinante para que el conflicto acabe.


Mientras eso ocurre, son miles los civiles fallecidos, miles las personas que buscan un futuro mejor lejos de los bombardeos, decenas los periodistas desaparecidos mientras daban voz a un país al que nadie escuchaba. Por todos ellos, la guerra de Siria ha de terminar, y es la comunidad internacional la única que puede lograr tal hazaña. Hasta la próxima semana.