Comienza la carrera presidencial en Estados Unidos


312 - 31 de enero de 2015


El 1 de febrero comienza, oficialmente, la carrera electoral para elegir al próximo Presidente de los Estados Unidos. Con los Caucus de Iowa se inaugura un año electoral que elegirá, en primera fase, al candidato de cada uno de los grandes partidos. Si del lado de los demócratas la terna parece reducida a Hillary Clinton y Bernie Sanders; en el lado republicano, son hasta doce los candidatos que se presentan, con un Trump que empieza a agotar la caricatura de sí mismo, y con unos contrincantes que tienen que marcar la diferencia si quieren llegar a la carrera por la Casa Blanca.


En un mes llegará el supermartes, el 1 de marzo, fecha en el que una docena de estados votarán a su candidato. De los votos de los próximo meses depende el candidato a la presidencia de cada uno de los dos grandes partidos. En el caso demócrata, el candidato necesita al menos el voto de 2.383 delegados (la mitad más uno); y 1.237, en el lado republicano.


Por delante, los próximos meses se dividirán en dos etapas: la contienda interna dentro de cada partido por decidir quién es el candidato a la presidencia. Algo más clara para los demócratas, que decidirán entre Clinton y Sanders; y más encarnizada para los republicanos, con un discurso roto y polarizado, y con el enemigo (Trump) dentro de sus filas. Será en julio cuando los partidos proclamarán a su candidato oficialmente, ya que oficiosamente se conocerá semanas antes. Los republicanos arrancarán la campaña del 18 al 21 de julio en Cleveland (Ohio) y los demócratas lo harán la semana del 25 de julio en Philadelphia (Pennsylvania). Entonces comenzará la contienda por suceder a Barack Obama. Hasta la próxima semana.